• Cotizaciones
    sábado 15 de junio de 2024

    En 2024, van 24 fallecidos más en accidentes de moto que en mismo período del año pasado

    La cantidad de motocicletas en el parque automotor aumentó por tercer año consecutivo, aunque para el secretario general de la Unasev, Jorge Alfaro, eso no debería vincularse necesariamente al incremento de la siniestralidad

    Una moto tirada en el piso, piezas partidas alrededor, otras motos de policías y conos cortando la calle, una ambulancia llegando. Esta escena, o variantes de ella, son una postal habitual del tránsito montevideano y también en las rutas nacionales. El domingo 19, por ejemplo, varios medios informaron de la muerte de un hombre de 32 años en Nuevo París, tras chocar en su moto con una camioneta conducida por una persona alcoholizada.

    El informe del año 2023 de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), publicado a fines de marzo de este año, mostró un dato alentador. Pese a que la moto se mantuvo ese año como vehículo con mayor participación en siniestros con fallecidos, se había “logrado frenar la tendencia creciente” en la cantidad de muertes: ocho menos que en 2022. Esta tendencia no solo no se confirmó en los primeros meses de 2024 sino que se revirtió, según dijo a Búsqueda el secretario general ejecutivo de Unasev, Jorge Alfaro.

    Desde que empezó el año hasta el 20 de mayo, hubo 94 muertes de motociclistas, 24 más que las registradas en el mismo período del año anterior. También aumentó en estos meses la siniestralidad general, lamentó Alfaro.

    Según detalló en 2023, el 47% de los fallecidos (198) circulaba en motocicleta al momento de su deceso, pero este año la proporción creció al 50%. La evolución de este porcentaje fue oscilante en los últimos años: tuvo picos máximos de 60% y mínimos de 45%.

    Alfaro advirtió sobre la situación particular de Montevideo, que “hace gala” de tener la menor tasa de mortalidad por siniestros del país, pero registró en lo que va de este año 15 fallecidos más que el mismo período del año pasado, lo que refleja un aumento de un 24,5%.

    Las víctimas fatales son en su mayoría motociclistas menores de 30 años, que se accidentan en las rutas y en los municipios A, D y F. A partir de esos datos, la Intendencia de Montevideo (IM) se propuso como meta bajar en un tercio la tasa de mortalidad en accidentes para el año 2025.

    Consultado respecto a cuáles podrían ser las razones que llevaron a un aumento generalizado de los accidentes, el secretario de la Unasev opinó que podría haberse dado un “acostumbramiento” a los radares de velocidad. “Pasó con las carreteras. Cuando se instalaron los radares, antes incluso que comenzaran a fiscalizar, hubo una disminución sensible de los siniestros”, indicó. Si bien en una primera instancia provocaron “críticas y resistencias”, los radares ordenaron un poco la situación, opinó.

    Sin embargo, como contracara, la instalación de los dispositivos sacó a los inspectores de la calle, lo que constituía en sí mismo una medida disuasoria. “Antes los inspectores eran una autoridad, hoy los atropellan con la moto”, lamentó.

    Respecto al aumento de las cifras de siniestralidad y la cantidad de fallecidos registrados en lo que va de 2024, Alfaro dijo que un aspecto que les preocupa especialmente es que mientras el 15% de las muertes se dan al conducir autos, hoy el 4,8% se da al circular en bicicletas, mientras que el porcentaje en los peatones representa actualmente al 12,8% de los accidentes fatales. Es así que si bien el secretario celebró la construcción de ciclovías en Montevideo, dijo también que existen zonas donde las personas no tienen espacios para caminar, lo que genera riesgos “implícitos dentro del sistema”.

    Estrategias

    En abril, el Ministerio de Industria, Energía y Minería publicó un nuevo informe sobre el parque vehicular del país hasta el año 2023, con base en datos proporcionados por el Sistema Único de Ingresos Vehiculares (Sucive), la Encuesta Continua de Hogares y el Seguro Obligatorio Automotor. El documento señala que la cantidad de motos activas actualmente en Uruguay —es decir, que tengan al menos un pago de patente en los últimos dos años o que hayan sido empadronadas por primera vez dentro de ese período— se incrementó por tercer año consecutivo.

    En 2021, la cantidad de motos, motocicletas y motonetas era de 444.166, en 2022 eran 446.102 y en 2023 fueron 452.714.

    El aumento del parque automotor no debería implicar necesariamente un incremento de los accidentes, señaló Alfaro, pero sí pesan los estándares de calidad y seguridad de los vehículos, así como la formación de los conductores. La calidad de los vehículos, según dijo, también evolucionó de forma favorable.

    “Antes se importaban motos de cualquier tipo, muchas porquerías, porque el precio jugaba un rol importante. Pero se han ido descartando y hoy cumplen con las obligaciones impuestas”, comentó.

    La formación, en cambio, sigue siendo un problema. Según Alfaro, gran parte de las personas que conducen motos no tienen libreta. En ese contexto, se refirió al aumento de deliveries, lo que constituye hoy un universo de alrededor de 15.000 trabajadores en todo el país, según datos del Ministerio de Trabajo.

    “Estamos tratando de legislar con respecto a los derechos y obligaciones de los deliveries, para que no trabajen solo por las propinas”, comentó. A su entender, la necesidad de hacer más viajes durante su jornada los hace cometer más infracciones de tránsito, por lo que es fundamental brindarles seguridad laboral. Además, dijo que los trabajadores pueden recibir clases en la academia Luz Verde, del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), con el objetivo de aprender, entre varias cosas, sobre manejo defensivo.

    Otras de las estrategias impulsadas por Unasev para frenar la crítica situación respecto a los accidentes de tránsito en el país es mejorar la prueba teórica para obtener la libreta de conducir, una propuesta que el organismo presentó este año mediante una carta formal al Congreso de Intendentes. Alfaro, de todas formas, reconoció que se trata de “una expresión de deseo” que todavía no ha logrado avanzar, ya que el grupo de intendentes y la Unasev se encuentran abocados al desarrollo de los reglamentos para la entrada en vigencia de la libreta de conducir por puntos.

    “Quiero suponer que antes de que cambie el gobierno quedará todo listo para comenzar a funcionar”, indicó en referencia al nuevo sistema.

    Días atrás, el coordinador honorario de la Unidad de Siniestralidad y Lesividad de la IM, Gerardo Barrios, dijo durante el programa Desayunos Informales que hoy “no hay una planificación a nivel nacional ni departamental” por parte de la Unasev, así como tampoco “metas propuestas” concretas, motivo al que adjudicó “el fracaso” de la situación actual en relación con los siniestros.

    Información Nacional
    2024-05-22T23:43:00