• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Tras la fallida visita de la Guardia Costera, uno de los portaaviones claves de EE.UU. recibirá a autoridades uruguayas

    De gira por la región, el USS George Washington enviará helicópteros a Maldonado para trasladar al ministro de Defensa y al comandante de la Armada

    Desde fines de abril, Estados Unidos tiene desplegada en Sudamérica una amplia fuerza militar para llevar adelante entrenamientos, capacitaciones y actividades con siete países de la región, entre ellos Uruguay. Al frente de esta operación está el USS George Washington, uno de los portaaviones nucleares más importantes de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y buque insignia del Carrier Strike Group 10, el grupo de batalla que se encuentra navegando por el continente y está compuesto por unas 7.500 personas, 65 aviones y un escuadrón de destructores.

    Dentro de unos días, desde esa formación militar se enviarán dos helicópteros a Maldonado para trasladar a autoridades del gobierno uruguayo al portaaviones, confirmaron a Búsqueda fuentes del Ministerio de Defensa Nacional. Aunque la Embajada de Estados Unidos aún no comunicó cuáles serán los invitados, se espera que acudan el ministro de Defensa, Armando Castaingdebat, y el comandante en jefe de la Armada Nacional, Jorge Wilson. En los primeros contactos entre la embajada y el ministerio incluso se planteó la posibilidad de que Estados Unidos condecore a Wilson durante la visita al barco.

    Desde el gobierno uruguayo manejan el encuentro con reserva. “Es una actividad estrictamente protocolar, sin ningún tipo de acción militar y fuera de aguas territoriales uruguayas”, indicó una de las fuentes.

    La discreción se debe al problema ocurrido el mes pasado con el Cutter James, un buque de la Guardia Costera de Estados Unidos que entró al puerto de Montevideo el 26 de abril. La embajada anunció oficialmente la visita como parte de una misión en el océano Atlántico Sur para contrarrestar la actividad marítima ilícita y promover la aplicación de la ley marítima en toda la región. En 2021, el Cutter Stone ya había realizado una operación similar en Uruguay, en una serie de acercamientos militares y de defensa que ambos países acrecentaron desde marzo de 2020.

    En esta ocasión, el barco fue recibido por la embajadora de Estados Unidos en Uruguay, Heide Fulton, junto con personal de la misión diplomática y de la Armada Nacional uruguaya, pero 48 horas después partió hacia Buenos Aires luego de que los ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores admitieran que su entrada no contó con aprobación parlamentaria, como exige la ley. “Se dejó sin efecto cualquier actividad de índole militar, por lo que su permanencia tendrá una función protocolar, así como el normal reabastecimiento de combustible y reaprovisionamiento”, indicó Cancillería en un comunicado de prensa. Castaingdebat, por su parte, afirmó que se trató de “un error de coordinación” entre ambas secretarías de Estado.

    El Frente Amplio citó a Castaingdebat y al canciller Omar Paganini al Parlamento, tras considerar el hecho como “muy grave” por constituir una “clara violación” a la Constitución de la República. “No puede ser considerado un error, sino una falta grave de responsabilidad de las autoridades del Ministerio de Defensa y la Cancillería. Temas que atañen a la soberanía de Uruguay y su Constitución no pueden tratarse a la ligera con tanta irresponsabilidad”, señaló la coalición de izquierda en una declaración.

    Capacidades incomparables

    La última vez que el USS George Washington se desplegó por Sudamérica fue en 2015. En aquel momento, fuera de límites uruguayos, fue visitado por José Luis Cancela, entonces ministro interino de Relaciones Exteriores. Activo desde 1992, el portaaviones “es una de las piezas centrales de las fuerzas navales de Estados Unidos”, de acuerdo al Comando Sur, la división encargada de supervisar las acciones militares norteamericanas en Latinoamérica y el Caribe.

    “En un día cualquiera, los marineros a bordo del portaaviones y su ala aérea llegan al combate entrenados y equipados para una amplia gama de misiones. Están listos para controlar el mar, realizar ataques y maniobrar a través del espectro electromagnético y el ciberespacio. Posee una gama y profundidad de capacidades de combate incomparables”, añadió el Comando Sur en el comunicado de prensa en el que anunció la recorrida del USS George Washington por la región.

    La gira es parte del Southern Seas 2024, un programa que incluye “ejercicios de cruce, operaciones en el mar con fuerzas marítimas de naciones socias, intercambios de expertos en la materia y la oportunidad a visitantes distinguidos de ver de cerca las operaciones del portaaviones”. El Southern Seas 2024 se inició el 25 de abril con la partida del USS George Washington del puerto de Norfolk, Virginia, la base naval más grande del mundo. Lo acompañan el destructor de misiles guiados USS Porter y el USNS John Lenthall, un buque tanque de reaprovisionamiento. El grupo de batalla visitará puertos en Brasil, Chile y Perú, y tendrá actividades con Argentina, Colombia, Ecuador y Uruguay.

    “Brindará la oportunidad de mejorar la interoperabilidad y aumentar la competencia con las fuerzas marítimas de otras naciones. Estos despliegues fortalecen las asociaciones marítimas y generan confianza con nuestros socios en la región”, valoró Jim Aiken, comandante de las Fuerzas Navales del Comando Sur de los Estados Unidos.

    Información Nacional
    2024-05-22T19:00:00