• Cotizaciones
    martes 11 de junio de 2024

    El MEC emitió más de 2.000 reconocimientos de títulos de extranjeros desde junio de 2022

    El 90% de las solicitudes provienen de cubanos, venezolanos y argentinos; la cartera sostiene que con el nuevo régimen agilizó ampliamente la tramitación respecto al sistema anterior a cargo de Udelar

    La migración reciente en Uruguay muestra una estructura de edades más joven y “menos feminizada” que la población local o la migrante con más tiempo en el país, una “sobrerrepresentación en espacios urbanos” —en particular, en Montevideo— y un nivel educativo comparativamente alto, según un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) publicado en 2021. El estudio también identificó “procesos de exclusión laboral” que afectan a la población migrante en temas como el acceso al empleo, la precarización o la sobrecualificación laboral. Como uno de los problemas específicos menciona las barreras en los procesos de regularización, documentación y reválidas de títulos o saberes, que dificultan o les impiden acceder a empleos con mejores condiciones y más acordes a sus niveles académicos.

    A mediados de 2022, las solicitudes de reválidas y convalidación de títulos terciarios y universitarios emitidos en el extranjero dejaron de ser una competencia de la Universidad de la República (Udelar) y pasaron a la órbita del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), tras la aprobación de la llamada Ley de Urgente Consideración (LUC) promovida por el gobierno. Desde entonces, el ministerio emitió más de 2.000 reconocimientos y reválidas de títulos terciarios de extranjeros, según datos oficiales.

    “Estamos felices porque logramos agilizar significativamente los trámites: en un año reconocimos y revalidamos lo mismo que la Udelar en una década”, dijo a Búsqueda el responsable de la Dirección Nacional de Educación del MEC, Gonzalo Baroni. Esta afirmación, sin embargo, no se condice con los últimos números registrados por la universidad (ver subtítulo).

    La mayoría (un 90%) de quienes presentan solicitudes al MEC para reconocer y revalidar sus títulos terciarios son argentinos, cubanos y venezolanos, calificados en carreras vinculadas a las áreas de la salud —médicos, enfermeros, odontólogos y psicólogos—, seguidos por docentes, ingenieros, arquitectos y abogados. Casi un tercio de los trámites en proceso del MEC corresponden a solicitudes iniciadas en Argentina, superando la “demanda histórica” de profesionales venezolanos y cubanos en Uruguay.

    Las solicitudes de ciudadanos cubanos tienen una concentración “muy alta” en carreras de Medicina y Enfermería. Argentina también destaca en áreas de medicina. Venezuela, en tanto, presenta un panorama “más disperso”.

    Otro dato detectado por el MEC es que “una cantidad importante” de los solicitantes argentinos no viven en Uruguay; tienen residencia fiscal en el país pero no permanente. En cambio, los cubanos y los venezolanos que inician estos trámites casi en su totalidad lo hacen ya viviendo en Uruguay y, en general, trabajando en áreas ajenas a sus profesiones.

    Flexibilidad

    Las autoridades del Ministerio de Educación insisten en transmitir una eficiencia del procedimiento de los trámites de reválidas y reconocimientos de títulos terciarios a extranjeros “mucho mayor” que la de la Universidad de la República. Fuentes de la Udelar informaron a Búsqueda que en el último año en que la institución se ocupó del tema, emitió más de 600 reconocimientos de títulos universitarios de extranjeros. Esta cifra no incluye las reválidas parciales, es decir de estudios no culminados.

    En 2019, previo a la pandemia y a la aprobación de la LUC, la Udelar ya había modificado su ordenanza de estudios de grado para “flexibilizar” el procedimiento de validación entre distintas carreras de grado, dentro y fuera del país, a partir de un sistema de créditos y no de contenidos específicos, explicó el rector Rodrigo Arim. La universidad también aprobó un protocolo para mejorar la recepción e inicio de los trámites y así evitar demoras por cuestiones formales.

    Las decisiones adoptadas fueron en respuesta a que en algunos casos el proceso de validación llegó a demorar varios años de espera sin resoluciones firmes, sin certezas para los aspirantes y sin la posibilidad de integrarse a la vida laboral en Uruguay, especialmente en carreras de Abogacía, Medicina, Ingeniería y Contador Público.

    Cuando el MEC anunció a la Udelar que el gobierno incluiría este cambio en la LUC, el rector designó una comisión de evaluación interna y acreditación para facilitar la transferencia de competencias. Desde esa área informaron que la cantidad total de reconocimientos y reválidas de la Udelar se ubicó en casi 2.000 emisiones entre 2011 y 2019, según la información que recibió el ministerio. Es con base en esta información que Baroni afirma que el MEC tramitó en algo más de un año lo que la Udelar en una década, en rigor nueve años.

    Desde el 20 de junio de 2022 la universidad dejó de recibir solicitudes de reválida o reconocimiento de títulos universitarios extranjeros. El nuevo sistema del MEC ofrece un trámite “casi” 100% online, lo que permite iniciar la solicitud desde el exterior y así reducir el tiempo de espera para incorporarse o retomar la actividad laboral o académica en Uruguay.

    El 8 de setiembre, el MEC respondió a un pedido de informes presentado por el diputado colorado Omar Estévez a fines de agosto. Allí se indica que desde la puesta en funcionamiento del actual sistema, el 8 de julio de 2022, la cartera otorgó 133 reconocimientos de títulos extranjeros, que se aprobaron 528 reválidas totales y 704 reválidas parciales.

    El reconocimiento de título extranjero es el acto administrativo —emitido ahora por el MEC— que corrobora el carácter oficial y el nivel y valor académico de un título, certificado o diploma de educación extranjero, o de aprendizajes o estudios parciales previos. Este trámite crea derechos académicos análogos a los que tienen los nacionales.

    Para el caso de la reválida, se otorga el reconocimiento académico y profesional a un título de grado o posgrado emitido fuera de Uruguay, que habilita al ejercicio de la profesión en el país, sin perjuicio de otros requisitos que pueda prever la ley. La diferencia es que el reconocimiento de título no implica la habilitación del ejercicio profesional y la reválida sí, porque requiere convalidar totalmente la carrera.

    Tanto para los reconocimientos de títulos como para las reválidas, se requiere el control de la documentación, la transferencia del caso a evaluadores externos con experiencia en el área, la recepción de la evaluación y que el MEC inicie el tramo final en el que se rechaza o acepta la solicitud.

    “Cuello de botella”

    A fines de enero pasado, médicos extranjeros que residen en Uruguay le entregaron una carta al presidente Luis Lacalle Pou. En ese texto, firmado por 138 profesionales provenientes de Colombia, Venezuela, Haití y México, reclamaron que se acelerara el proceso para revalidar sus títulos. Muchos señalaron una espera de más de seis meses vinculada al trámite iniciado en la Udelar, por entonces en transición al MEC.

    Los médicos expresaron que la tardanza obedecía a “un cambio” producido “en el proceso” de reválida y reconocimiento de los títulos que “ha dilatado la posibilidad de sumar nuevos médicos y especialistas” al sistema de salud uruguayo.

    Desde el Área de Educación Superior (AES) de la Dirección Nacional de Educación, que encabeza Baroni, un equipo de técnicos y administrativos se ocupa de procesar y asignar evaluadores de diferentes áreas para estudiar los casos. Hasta diciembre de 2023, esta oficina recepcionó más de 3.800 solicitudes, de las cuales 3.000 siguieron el proceso —completaron la documentación correctamente— y, de ese total, ya se entregaron más de 2.050 resoluciones de reconocimientos y reválidas.

    Hubo “un cuello de botella inicial” por la modificación del sistema y de la modalidad que retrasó inicialmente el proceso, explicó Baroni, con base en los datos proporcionados por Gonzalo Oleggini, coordinador de la Oficina de Reválidas y Reconocimientos de Títulos Extranjeros del MEC. Si bien reconoció que se demoró casi seis meses en emitir la primera reválida, explicó que el mecanismo “se aceitó”. Proyectó que para febrero y marzo se alcanzarán los 2.500 y unos 3.000 para julio de 2024.

    Según el jerarca, el pasaje del trámite de la Udelar al MEC también implica una modificación en la metodología. Mientras la universidad aplicaba “el criterio de la razonable equivalencia” —la formación requerida tenía que ser prácticamente igual a la carrera local— para evaluar y emitir los reconocimientos de títulos, el MEC trabaja con base en “estándares de convenios internacionales, suscritos con la ONU” para el reconocimiento de cualificaciones de educación terciaria.

    Esta metodología atiende al “perfil profesional” del solicitante y es analizado por evaluadores externos, que elaboran informes a consideración de un equipo técnico, comentó Baroni, “en vez de ir desfilando el caso por las distintas cátedras”. A su vez, la base de datos del MEC es “acumulativa”, por lo que “la evaluación no empieza de cero” cada vez que se presentan casos similares de universidades y carreras internacionales. Todo esto agiliza el procedimiento, valoró el director nacional de Educación, que también ocupa la presidencia para América Latina y el Caribe por la Unesco en temas de reconocimientos de títulos terciarios.

    El objetivo ministerial ahora es “reducir a tres meses como máximo” el tiempo requerido para resolver todo el proceso. La LUC había establecido un período de dos años para completar este cambio de régimen y agilizar los plazos.

    Información Nacional
    2023-12-13T19:53:00