Bustillo tiene “las mejores” expectativas de flexibilizar el Mercosur, pero evalúa un “plan B”

4 minutos Comentar

Nº 2118 - 15 al 21 de Abril de 2021

A pocos días de que los ministros de Economía y de Relaciones Exteriores de los países del Mercosur mantengan una reunión extraordinaria solicitada por Uruguay, el canciller Francisco Bustillo transmitió que el gobierno mantiene expectativas de lograr cambios en el bloque regional, aunque cumplir con ese objetivo será difícil y no en el corto plazo.

En diversos contactos que mantuvo esta semana con dirigentes políticos, analistas y académicos, el ministro dijo que Uruguay presentará una propuesta de flexibilización del Mercosur en la reunión, aunque apuntó que ese movimiento debe ser visto como el inicio de un proceso más largo, dijeron a Búsqueda participantes en esos encuentros.

El mensaje transmitido fue que será “difícil” y que en caso de que no se obtengan resultados positivos, el gobierno está “trabajando en otras opciones”, añadieron las fuentes. En las conversaciones con expertos y políticos no se dieron detalles de ese posible “plan B”.

Bustillo espera que la reunión del Consejo de Mercado Común sea el comienzo del camino hacia una “mejor inserción” del Mercosur y “no el final” de la discusión. “Las expectativas para el día 26 siguen siendo las mejores, no en vano hemos trabajado en los últimos meses intensamente para llegar en las mejores condiciones para ese día”, declaró a Búsqueda.

“Conocemos sí, definitivamente, las dificultades que enfrentamos, pero aspiramos (…) a que esto se transforme en una modernización del Mercosur. Reivindicamos nuestra pertenencia al bloque, pero aspiramos a que se modernice”, sostuvo. “Claramente, si hace 20 años que Uruguay viene bregando, a través de las diversas administraciones, en favor de una mayor inserción, llámese flexibilidad, elasticidad, modernización, o como quiera llamársele, es claro que no podemos aspirar a que el día 26 resolvamos todos los detalles que eso involucraría, sino que el 26 avancemos en favor de una mejor inserción internacional, así como también la mejora del propio Mercosur”, agregó.

El objetivo del gobierno de Luis Lacalle Pou es lograr que el Mercosur permita que cada país negocie acuerdos comerciales con terceros de manera separada, algo que está prohibido por la decisión 32/00. Las resoluciones del bloque se consiguen por consenso, por lo cual necesita que ninguno de los socios se oponga.

Inoportuno

Bustillo se reunió vía Zoom con los economistas Gabriel Oddone, Pablo Rosselli, Ricardo Zerbino y Aldo Lema para conversar sobre la estrategia de inserción comercial del gobierno. El día anterior hubo otro encuentro con Ignacio Munyo, Nicolás Albertoni, Gonzalo Oleggini e Ignacio Bartesaghi. También invitó a Marcel Vaillant y Gerardo Caetano, pero ninguno de los dos participó.

El lunes 12, por separado, Bustillo conversó sobre el Mercosur con los líderes partidarios Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), Pablo Mieres (Partido Independiente), Pablo Iturralde (Partido Nacional) y Julio María Sanguinetti (Partido Colorado).

De acuerdo con los informantes, el canciller transmitió en las reuniones que tiene mayor expectativa de conseguir resultados a partir de julio, cuando Argentina traspase a Brasil la presidencia del Mercosur.

Es que el gobierno de Alberto Fernández ha sido claro en cuanto a que le parece inoportuno pensar en una flexibilización de la agenda exterior del bloque regional. “Este es el peor momento en mucho tiempo para plantear una flexibilización lisa y llana”, declaró el martes 6 en el diario Ámbito el secretario de Relaciones Económicas Internacionales argentino, Jorge Neme.

Fuentes de la Cancillería argentina reiteraron que todavía están a la espera de que Uruguay presente un documento concreto con sus propuestas.

Pero no solo la posición de Argentina respecto de la flexibilización genera incertidumbre en el gobierno.

El brasileño Ernesto Araújo, considerado por Uruguay como un posible aliado en ese tema, renunció al cargo de canciller el 31 de marzo.

Paraguay también está a la espera de la propuesta que haga el gobierno de Luis Lacalle Pou. Su viceministro de Relaciones Económicas e Integración, Raúl Cano Ricciardi, dijo a Búsqueda que la posición de su país ha sido clara: “No estamos dispuestos a la derogación” de la decisión 32/00.

No obstante, dejó abierta la posibilidad de que el presidente Mario Abdo tome una “decisión política” que habilite la discusión de la flexibilización.

Portada
2021-04-15T01:01:00