• Cotizaciones
    viernes 12 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Guía para proteger a niños durante tiroteos sigue pendiente, seis meses después de anunciada

    En respuesta al conflicto criminal en Villa Española, el Ministerio del Interior pretendía dar recomendaciones a quienes queden en medio de balaceras, pero aun aguarda la respuesta del INAU

    A fines del año pasado, el enfrentamiento de bandas narcotraficantes en Villa Española generó una batería de respuestas desde el Ministerio del Interior. El ministro Nicolás Martinelli estableció contactos con el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y la Intendencia de Montevideo.

    El objetivo era pensar y diseñar estrategias en común para mejorar la protección de las familias, niños y adolescentes que quedan en medio del conflicto criminal. Lo primero que se acordó fue actualizar medidas ya existentes en un documento elaborado en 2016 por el INAU. Estas medidas recomiendan a quienes son sujetos directos o indirectos de tiroteos como actuar cuando están dentro de un centro del INAU.

    La reunión entre Interior, INAU, Mides, ASSE y la Intendencia ocurrió en diciembre en Villa Española y por el Ministerio del Interior participó Matías Terra, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana. La conclusión del encuentro fue que el grado de violencia actual hace necesario reajustar ciertas recomendaciones y ampliarlas a las familias en general y no solo a los asistentes a centros del INAU. “El protocolo tiene varias patas. Queremos democratizarlo y que sirva para otras instituciones para saber qué hacer en estas situaciones”, explicó Terra entonces en rueda de prensa.

    La intención era que las medidas estuvieran formalizadas y en funcionamiento para enero, pero pasados seis meses aún están bajo análisis, dijeron a Búsqueda fuentes oficiales. Días después de aquella reunión en Villa Española, Interior comunicó al INAU una serie de sugerencias para ajustar el documento, en un trabajo que tuvo en cuenta opiniones policiales y fue desarrollado por la Dirección de Convivencia y Seguridad Ciudadana. Sin embargo, desde entonces no hubo más novedades. Las fuentes añadieron que, más allá de las posibles demoras en el INAU, el documento nunca fue una prioridad para el Ministerio del Interior ni forma parte de la estrategia de seguridad pública del gobierno: su anuncio en diciembre "obedeció más a una respuesta a corto plazo" por la urgencia del contexto en Villa Española.

    In-Martinelli-Terra-Zina-adhoc.jpg
    Nicolás Martinelli y Matías Terra en marzo, durante la entrega de nuevos patrulleros para la Policía.

    Nicolás Martinelli y Matías Terra en marzo, durante la entrega de nuevos patrulleros para la Policía.

    Casavalle como preludio a Villa Española

    En 2016 el INAU elaboró lineamientos para la protección “de los niños, niñas, adolescentes, sus familias y los equipos de trabajo ante situaciones de violencia urbana”. Las directrices surgieron en respuesta al choque de facciones narco que se había apoderado de Casavalle. “Se entiende por situaciones de violencia urbana o conflicto barrial aquellas en las cuales se producen enfrentamientos violentos entre los vecinos, grupos o de estos con la policía que involucran a todo el barrio y que ponen en riesgo la integridad física de las personas. Aunque la redacción del documento partió de la consideración de un territorio concreto, ha tenido en cuenta a otros territorios, y se propone como generalizable ante la emergencia de situaciones similares en otras zonas”, dice la introducción del documento.

    Siete años después, el trabajo fue traído nuevamente a discusión a partir del contexto de Villa Española, donde desde la segunda mitad de 2023 creció la rivalidad entre las familias Albín y Suárez por el control del microtráfico y el narcomenudeo en la zona. Ese esquema criminal se modificó a partir de la intervención policial en el barrio y de procedimientos que debilitaron a tres de las bandas que operan en el lugar. “Perseguimos a los delincuentes que trafican drogas y generan violencia en sus barrios, y por eso vamos a seguir investigando y desarticulando los grupos familiares criminales que atentan contra la tranquilidad de los vecinos”, indicó el ministro Martinelli el 7 de mayo, tras un operativo que culminó con 11 arrestos.

    Embed

    De todas formas las agresiones permanecen, pese a que desde fines del año pasado la Policía Nacional mantiene a varias de sus unidades en un patrullaje constante que es liderado por grupos de intervención de la Guardia Republicana que revisan autos, motos y personas. Telenoche informó que el 20 de mayo dos personas fueron asesinadas en el barrio, baleadas desde una moto mientras caminaban por la vereda en la intersección de las calles Camino Corrales y Tomás Claramunt. El 17 de mayo una bala ingresó en un apartamento ubicado frente al Antel Arena, en la habitación donde dormía un niño de 9 años. La hipótesis policial es que se trató de un episodio de “bala perdida”.

    Este tipo de casos son los que motivaron la reunión de diciembre entre Interior, INAU y los otros organismos. El contexto de Villa Española se asemeja al de Casavalle en 2016, donde también clanes familiares disputaban la venta de pasta base y marihuana, especialmente en la zona de Los Palomares. En el encuentro se mencionaron las directrices que el INAU ya había elaborado y se acordó actualizarlas para que puedan aplicarse también fuera de centros del INAU y en otras instituciones públicas —escuelas y liceos, por ejemplo— de Montevideo, Canelones y San José, que tienen similares grados de violencia por la presencia de bandas, en su mayoría dedicadas al narcomenudeo.

    Entre otras medidas, el documento original pide que ante tiroteos que se produzcan durante el horario de funcionamiento de un centro del INAU, las personas permanezcan adentro hasta que se reciba la orden de retirarse por parte del director regional o departamental. También sugiere ubicar a los “niños, niñas y adolescentes en los lugares más seguros del centro” —menos expuesto a la calle, alejado de la puerta, poco expuesto por ventanas o con paredes fuertes— y tener acceso a comunicación telefónica. La guía del INAU también indica que es necesario informar a las autoridades cuando se tenga conocimiento de rumores, es decir “información no comprobada que se transmite por diversas vías generando alarma en equipos y población atendida”.